miércoles, mayo 12, 2021

El outsourcing, un cáncer para los trabajadores

Must Read

Anuncia SEPE que ciclo escolar finalizará a distancia

La Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) señaló que las clases a distancia se mantendrán y se evaluará...

Plantean el cambio de adscripción de Flores Toledano en el TSJ, dejaría el Consejo de la Judicatura

Los integrantes del Pleno del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) votarán este martes el cambio de adscripción del magistrado...

Lastiri agradece a los gobiernos federal y estatal por estar en casa; no hay explicación de lo que le sucedió

Esta tarde, el subsecretario de la Sedatu y de la Sedesol en tiempos de Rosario Robles,Juan Carlos Lastiri Quirós,...

En nuestro país ha proliferado una forma de contratación laboral a la que se le ha denominado outsourcing, que no es sino la contratación de trabajadores mediante un tercero. Esta contratación ha permeado en amplios sectores de la industria y los servicios, a pesar de ir a contracorriente de la reforma laboral aprobada y del espíritu de la cuarta transformación. La exigencia de los empresarios por mantener el outsourcing significa enormes ganancias para las compañías intermediarias y, para las empresas contratantes eludir las prestaciones de los contratos colectivos en perjuicio de los trabajadores.

En Puebla opera una empresa llamada GINgroup, que ha tenido un acelerado crecimiento a partir del modelo de tercerización en la contratación, llegando a ser líder absoluto en el país en este ramo. Entre sus clientes se cuentan Santander, HSBC, Walmart, Comex, Afirme y muchas más hasta sumar mil 500 compañías con más de dos millones de trabajadores contratados para terceros, colocándose como en cuarto empleador más grande del país.

El dueño de GINgroup es el poblano Raúl Beyruti, quien se ha dedicado con mucho entusiasmo a seguir generando la sobreexplotación de los trabajadores y, según presume, contar con un sistema software de administración donde se vigila a sus empleados en tiempo real en cuestión de sueldos, horas extra, ausentismos y otras. De esta manera, la mejor tecnología se pone al servicio del capital para vigilar la sobreexplotación de los trabajadores a tal grado que declara que su facturación al año es de 31 mil millones de pesos.

Las ganancias obtenidas por la empresa del señor Beyruti las ha destinado a la adquisición de varios medios de comunicación: Grupo Medios de la revista Play Boy México; Futbol total; Dónde ir; Open; el 20% del diario El Economista de España; el 46% de Mundo Ejecutivo. Y no solo eso, su corporativo se ha fincado también en Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, España y China. Todo gracias al robo del trabajo de los subcontratados outsourcing.

Este tema está en la agenda de trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador y se avivó por la iniciativa de reforma a las leyes en la materia presentada por el senador morenista Napoleón Gómez Urrutia. Sin embargo, la propuesta fue frenada en diciembre pasado por la Junta de Coordinación Política, encabezada por el también morenista Ricardo Monreal, con el argumento de que era necesario un “parlamento abierto” para ampliar la discusión del tema y que participen empresarios, investigadores y dirigentes sindicales.

Pero el parlamento abierto sólo sirvió para que los grandes empresarios del outsourcing cabildearan con los senadores, y principalmente con Monreal. Aún así, se sigue trabajando para regular y controlar el outsourcing ilegal y someterlo a las nuevas reglas y procedimientos, pues algunas empresas de tercerización, en complicidad con empresarios, se han vuelto un cáncer para la sociedad al controlar a 8 millones de trabajadores en el país, lo que paralelamente representa pérdidas para el gobierno por alrededor de 500 mil millones de pesos.

- Advertisement -
- Advertisement -

Latest News

Anuncia SEPE que ciclo escolar finalizará a distancia

La Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) señaló que las clases a distancia se mantendrán y se evaluará...
- Advertisement -
- Advertisement -